saltar al contenido principal

La intervención de Mastopexia, conocida vulgarmente como Elevación Mamaria, es una operación de pecho que pretende elevar y reposicionar el tejido mamario cuya distribución no es correcta (pecho caído) debido al paso del tiempo o a su configuración natural.

La mastopexia se denomina “simple”cuando no consideramos la necesidad de añadir prótesis mamarias para conseguir el resultado deseado. Esto se suele dar en pacientes que siempre han tenido un volumen mamario adecuado (no desean aumentar de talla) pero que, con el paso del tiempo o tras el embarazo y lactancia, han descendido desde su posición óptima, provocando un polo superior vacío, y un polo inferior sobredimensionado (pecho caído, pero con volumen).

En otros casos, además de la reposición de tejido mamario, pretendemos un aumento de volumen global, añadiendo prótesis mamarias. En este caso hablamos de Mastopexia con prótesis o elevación mamaria con implantes.

Cuando realizamos una mastopexia simple, lo que buscamos conseguir es un resultado natural con el propio tejido mamario de la paciente. En algunos casos puede ser un paso previo para añadir posteriormente implantes o prótesis mamarias, sobre todo cuando a futuro la paciente desea, además de remodelar la mama, aumentar de volumen y talla.

En otros casos, cuando la paciente desea a la vez un pequeño aumento de pecho con resultados naturales, podemos emplear grasa propia (lipofilling o aumento mamario con grasa propia). En este caso estarcidos hablando de una mastopexia con lipofilling o elevación de senos con grasa propia.

El añadir prótesis mamarias a esta cirugía (mastopexia con prótesis) es una posibilidad que depende de sus deseos en cuanto a resultado y de las características de su tejido mamario, y deberá ser consensuada en consulta previa con su cirujano.

La cirugía de Elevación Mamaria comparte algunas características con la cirugía de reducción de pecho, puesto que en ambas debemos de realizar cicatrices en la mama. En el caso de la elevación mamaria sin prótesis, estas cicatrices van encaminadas a eliminar tan sólo piel y una mínima cantidad indispensable de tejido mamario, que nos permita la reposición del Complejo Areola Pezón (CAP) en el lugar deseado.

En función del caso podremos realizar distintos tipos de “cicatrices” en la mama. Todo depende de la necesidad de elevación y reposición de los tejidos. Así pues, tenemos en orden ascendente:

  • “cicatriz periareolar”
  • “cicatriz periareolar” + “cicatriz vertical”
  • “cicatriz periareolar” + “cicatriz en T invertida” o similares (en “L”, “J”…)

Empleándose estos últimos en los casos de operaciones de pechos que requieren mayores elevaciones.

Las cicatrices en la mama, a pesar de lo que en un principio nos pueda parecer, suelen evolucionar favorablemente y camuflarse a largo plazo. Para la mayoría de las pacientes, la mejora en la forma justifica dichas cicatrices.

En función del volumen actual y deseado del pecho, podemos realizar dos tipos de operaciones de pecho: Mastopexia simple o con implantes.

Realizamos mastopexia o elevación mamaria simple o sin implantes, cuando los senos tienen un volumen adecuado que precisan ser reposicionados. Generalmente empleamos técnicas en las que el tejido de la parte inferior de la mama es reposicionado en una ubicación superior (“autoprótesis”) y el conjunto de la misma es remodelado según los deseos de la paciente.

Realizamos mastopexia o elevación mamaria con implantes en aquellos casos en los que el volumen de la mama es inadecuado o existe un deseo por parte de la paciente de aumentarlo. En estos casos no sólo elevamos el pecho, sino que aumentamos su volumen con prótesis de mama. Se trata de una operación de pecho que consigue una remodelación completa.

Si te interesa este tratamiento o cualquier otro,
no dudes en consultarnos
Solicitar una cita
Volver arriba