saltar al contenido principal

La Ginecomastia es el aumento de tamaño patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre. Es la patología mamaria más frecuente en el sexo masculino, y existen múltiples causas que la pueden ocasionar:

  • Este trastorno suele estar asociado a una hiperprolactinemia (aumento de prolactina en sangre que también se sintetiza en varones).
  • El hiperestrogenismo (aumento patológico de estrógenos), derivado de una patología hepática como la cirrosis, es otra de las causas más habituales.
  • El tratamiento con esteroides anabolizantes también puede causar crecimiento de la mama en el varón.
  • En muchos otros casos, la causa es idiomática o desconocida.
  • Rara vez, la ginecomastia puede tratarse de un verdadero cáncer de mama en el varón. Pero siempre es la primera prioridad a descartar.

La Pseudoginecomastia consiste en acumulo de grasa en la zona mamaria en el varón. No se trata de una ginecomastia verdadera, pero estéticamente puede simularla. Es frecuente que ocurra en los siguientes casos:

  • Los varones sometidos al efecto de estrógenos pueden desarrollar pseudoginecomastia, si bien es frecuente que con el tiempo llegue a desarrollar ginecomastia verdadera asociada.
  • Los pacientes obesos también pueden desarrollarla. En estos casos ocurre en la pubertad, desde los 12-14 años hasta los 20-21 años.

Tipos de Técnicas

Al enfrentarnos a una ginecomastia es importante establecer si existe una causa que la produzca. En ocasiones, eliminando el desencadenante, corregimos la deformidad, o evitamos que continúe progresando. En la mayoría de casos, sobre todo en ginecomastias unilaterales, es necesario realizar una prueba de imagen (ecografía, mamografía) diagnóstica, para descartar un cáncer de mama en el varón.

Desde un punto de vista quirúrgico, en función del grado de afectación y del tipo de ginecomastia, las técnicas empleadas pueden variar en gran medida.

Existen 4 parámetros que debemos comprobar, y que nos van a indicar la técnica o asociación de técnicas que debemos realizar:

  • Desarrollo glandular excesivo. Lo tratamos como eliminación de tejido glandular hiperdesarrollado.
  • Acúmulo graso perimamario. Su tratamiento: liposucción torácica.
  • Exceso de piel en desarrollos ya importantes de la glándula mamaria. Para eliminarlas debemos de añadir un “patrón de resección cutáneo”.
  • Forma, posición y tamaño de la areola. Para reposicionar y corregir deformidades de la areola emplearemos técnicas derivadas de la “mastopexia”.

En función de los componentes de la ginecomastia iremos añadiendo técnicas complementarias para resolver el problema.

Si te interesa este tratamiento o cualquier otro,
no dudes en consultarnos
Solicitar una cita
Volver arriba